Saltar al contenido

El Embarazo

El embarazo es aquel proceso que pasan las mujeres desde que el cigoto se implanta en el útero. Para que el embarazo ocurra, se necesita llevar a cabo un coito o una inseminación artificial donde el espermatozoide fecunde el óvulo y este se adose a la pared uterina. Desde que el cigoto se implanta en el útero hasta que ocurre el parto, la mujer se considera en etapa de embarazo.

bebe-embarazo
bebe-embarazo

Mientras la mujer se encuentra embarazada ocurren una serie de cambios fisiológicos o morfológicos en ella, entre los que podemos mencionar: Aumento de peso, ensanchamiento de las caderas, aumento de las mamás, además, el cuerpo de la madre necesita nutrir a otra vida y se encarga de pedir el doble de alimentos.

Se tiene que tomar en cuenta que la palabra embarazo y gestación no es lo mismo, la gestación es el proceso de desarrollo del feto y el embarazo,  los cambios que sufre  la mujer y que ocurren en su organismo para que sea posible el desarrollo del mismo.Embarazada Feliz por 6 meses

El tiempo común de embarazo es de 40 semanas o 9 meses, de los cuales, los primeros tres son sumamente importantes para el feto, ya que son los meses de más riesgo y donde hay que asegurarse que no se trate de un embarazo extrauterino o ectópico, que ponga en riesgo a la mujer.  

En el embarazo ocurren diversas etapas de desarrollo en el feto, Si quieres tener un embarazo y enterarte todo lo que ello implica, desde saber cuándo y cómo estás embarazada hasta el proceso del parto, estás en el lugar correcto y por eso te invito a que sigas leyendo.

Dias Fertiles

Días fértiles

Embarazo Ectopico

Embarazo Ectópico

Embarazo adolescente

Embarazo en la adolescencia

pruebas de embarazo

Pruebas de Embarazo

Saber si estoy embaraza

¿Cómo saber si estoy embarazada?

Síntomas del embarazo

Síntomas de Embarazo

Etapas del embarazo

Las etapas del embarazo son tres, están divididas en trimestres y tienen una serie de sucesos bastante diferenciados. Si quieres saber qué cambios tiene el cuerpo cuando se está embarazada entonces sigue leyendo.

  • El primer trimestre

Aquí ocurren la mayoría de cambios fisiológicos, tales como los cambios hormonales que afectan a todos los sistemas del cuerpo. Se producen la mayoría de síntomas molestos como mareos, los vómitos, agotamiento, náuseas, dolores de cabeza,  senos sensibles, estreñimiento, cambios de peso, acidez, entre otros síntomas.

Todo esto se va superando a medida de que el embarazo va avanzando. Estableces una rutina diaria sin tanto estrés, descansas lo que el cuerpo te pida, si tienes trabajo no se te hará tan pesado al finalizar el trimestre y así sucesivamente. Los síntomas molestos se van y ahora pasa la segunda etapa.

  • Segundo trimestre

Muchas mujeres cuando llegan a esta etapa del embarazo se sienten mejor con respecto a los síntomas de los tres primeros meses, el embarazo se hace “más llevadero” y no hay tantas molestias; las náuseas, fatiga, mareos entre otras afecciones desaparecen. 

De aquí en adelante, el abdomen comienza a expandirse según vaya creciendo el bebé, lo más seguro es que en este trimestre comiences a sentir a tu bebé moverse.

En esta etapa hay muchos cambios físicos en el cuerpo de la mujer. Aparte de la natural  expansión del abdomen, también ocurre la inflamación en ciertas áreas del cuerpo como los tobillos o el rostro, manchas oscuras en la piel, sobre todo en las areolas de algunas mujeres, hormigueo en las manos, entre otras variantes. También pueden aparecer estrías por el estiramiento de la piel, así que si les temer a éstas, ve pensando que hay una alta probabilidad  de que aparezcan en tu cuerpo.

  • Último trimestre

En esta etapa,  ya el cuerpo se prepara para dar a  luz, el bebé se desplaza durante este tiempo hacia la parte inferior del abdomen, ejerciendo presión sobre algunos órganos como la vejiga; esto puede causar que vayas mucho al baño, pero tranquila, esto es normal.

También se pueden experimentar dificultades para lograr dormir, más inflamación en los tobillos, llegando a los 8 meses de embarazo se pueden dar contracciones aunque la mayoría es “una falsa alarma”, sin embargo no hay que fiarse y siempre acudir al médico si las contracciones son muy  fuertes. La sensibilidad en los senos se ve aumentada y puede secretar un líquido llamado calostro que es el líquido precursor de la leche.

En la última fecha, el cuello uterino se transforma a un cuello más delgado y suave para asegurarse de que la vagina en el momento del parto, se expanda lo suficiente para ayudar durante el proceso de alumbramiento. Esto es algo completamente normal que seguro notarás, así que no te alarmes.

Tipos de embarazo

Así como hay diferentes tipos de mujeres, también hay diferentes tipos de embarazo, unos son de alto riesgo y otros son de los más tranquilos, esto depende de muchos factores, aquí encontrarás un resumen de los principales tipos de embarazo que se pueden presentar:

  • Embarazo ectópico

También es llamado embarazo extrauterino. Surge cuando el cigoto o embrión baja por la trompa de Falopio y es incapaz de llegar al útero donde debería implantarse, en vez de hacerlo en el útero se implanta en otro lugar inadecuado para que se pueda cumplir el desarrollo.

Cuando esto sucede el feto no tiene posibilidades de seguir su  normal desarrollo, por lo general no supera el primer trimestre o primera etapa del embarazo, ya que ocurre un aborto espontáneo o el médico a cargo recomienda hacer una interrupción para evitar daño a la madre.

  • Embarazo de bajo riesgo

Como lo indica su nombre es un embarazo común, donde el cigoto logra implantarse correctamente en el útero y transcurre todo con  total normalidad sin causarle daño a la madre, los síntomas de embarazo también son leves. Ocurre en mujeres de 19 a 35 años normalmente.

  • Embarazo de alto riesgo

Estos embarazos ocurren cuando la madre tiene más de 35 años o cuando ocurre en menores de 18 el cual que se considera precoz, sin embargo si la mujer goza de buena salud, puede llevar a feliz término su embarazo. 

También es considerado un embarazo riesgoso, cuando la mujer sufre  alguna patología como cardiopatías, diabetes, infecciones, enfermedades de transmisión sexual, entre otras, que le impidan llevar a cabo un embarazo normal  o que debe tener un riguroso control médico.

Por otra parte, están los  embarazos de dos o más bebés, los cuales son considerados de alto riesgo, ovárico, abdominal, cervical, entre otros, donde el embrión se implanta en lugares que no debería o donde la madre necesita control médico para poder dar a luz debido a la edad o cualquier otra condición que la afecte.